• Showing 9–16 of 48 results

$30.00

CUIDADOS DE LA HIEDRA TREPADORA:

Si hay una planta que podría arreglárselas perfectamente sin nosotros (bueno, todas en realidad), esa es la hiedra. Bella, pero dura como ninguna otra. Aunque si quieres darle mimos, aquí te dejo algunos consejos:

 

  • LUZ

Luz indirecta. Si recibe luz solar directa es mejor que no sean más de 4-6 horas al día. En verano evitar la luz solar directa. Acostumbrada a zonas bajas de bosques, la hiedra necesita semisombra y crece algo mejor en paredes o zonas en las que no da directamente el sol.

 

Las variedades con hojas multi-color y variegadas pueden necesitar un poco más de luz.De todas formas, estamos hablando de la hiedra. Incluso en paredes a pleno sol crecerá y trepará sin detenerse.

 

  • TEMPERATURA 

Idealmente entre los 12 y 24 ºC. Puede soportar caídas de temperatura fuertes, hasta los 0ºC durante la noche e incluso nevadas. A partir de los 32ºC, con sol directo puede comenzar a quemarse y perder hojas.

 

  • RIEGO

Abundante sobretodo en hiedras jóvenes, recién trasplantadas o en etapa de crecimiento. Pero siempre asegurando un buen drenaje si está en maceta. Regando una vez cada semana o diez días será más que suficiente.

En los meses de más calor, es buena idea pulverizar las hojas a menudo con agua para prevenir la sequedad y la aparición de ácaros como la araña roja.

 

  • SUSTRATO Y FERTILIZACIÓN

La hiedra es una especie invasora en muchos sitios, y es que se adapta a casi todo tipo de suelos: arenosos, húmedos, ligeros, compactos, rocosos, etc.

 

  • HUMEDAD

A la hiedra le va mucho la humedad y sentir esas frescas gotitas de agua sobre sus hojas.. Será mucho más feliz en ambientes con una humedad media-alta .En zonas secas podemos aumentarla poniendo al lado un pequeño cuenco o tarro con agua. O también pulverizándola.